24/02/2017

Club Deportivo

HomeClub Deportivo

club deportivo

1. Velar por que sus estructuras participativas prevean las necesidades específicas de los deportistas, permitiendo la participación en diversos niveles, desde la actividad recreativa hasta la competición.
2. Velar por la integracion de todos los deportistas con objeto de impedir exclusión social o trato vejatorio.
3. Procurar que todos los miembros o afiliados del club asuman responsabilidades, respecto de los jóvenes y adolescentes posean las cualificaciones necesarias para orientarlos, formarlos y educarlos.
4. Convertir la salud, la seguridad y el bienestar del joven deportista en la principal de sus prioridades, y lograr que estos objetivos sean prioritarios respecto al logro del éxito por persona interpuesta, o a la reputación del club, del entrenador o del padre.
5. Lograr que los deportistas vivan una experiencia deportiva que les anime a participar toda su vida en actividades físicas saludables.
6. Abstenerse de tratar a los niños como si fuesen pequeños adultos, teniendo, en cambio, conciencia de las transformaciones físicas y psíquicas que implica el desarrollo del niño y del modo en que influyen en el rendimiento deportivo.
7. Abstenerse de situar a los deportistas ante expectativas que no sea capaz de satisfacer.
8. Reconocer la importancia que tiene el disfrute y el gozo de la competición, absteniéndose en todo caso de ejercer sobre el deportista una presión indebida y contraria a su derecho a decidir libremente sobre su participación.
9. Interesarse tanto por los individuos mejor dotados para la práctica del deporte como por quienes no lo están tanto, destacando y recompensando, aparte del éxito en la competición, el desarrollo personal y la adquisición de conocimientos prácticos.
10. Alentar a los deportistas actúen no sólo como competidores, sino también como entrenadores, directivos o árbitros; a que fijen su propio sistema de gratificaciones y sanciones por comportamientos desleales; y a que se hagan responsables de sus actos.
11. Facilitar a los deportistas y a sus familiares toda la información posible, con el fin de que sean conscientes de los potenciales riesgos y atractivos del éxito.
12. Poseer un comportamiento ejemplar que ofrezca un modelo positivo a los deportistas; abstenerse en todo caso de recompensar, adoptar personalmente o pasar por alto todo comportamiento desleal por parte de terceros; imponer las sanciones adecuadas a este tipo de comportamiento.
13. Velar por que el nivel de formación y de cualificación se ajuste a las necesidades de los deportistas, en función de los diferentes grados de participación en el deporte.